Advertencia para el lector

«Rechazado o aceptado, perseguido o premiado, el escritor que merezca este nombre seguirá arrojándoles a los hombres el espectáculo no siempre grato de sus miserias y tormentos.»
Mario Vargas Llosa, La literatura es fuego.

2011/11/27

¿Quieres entrar, ccaroso?



¡Hoy no te voy a fallar, no me falles tú tampoco! Este estadio Monumental, construido con el aporte de todos los arequipeños, lo inauguramos en 1995 precisamente contra los grones y ahí estuvimos, con las graderías repletas de bote a bote, siempre contigo, Melgar.

Aquella vez no ganamos, pero tampoco perdimos. Hoy tenemos que vencerlos como tantas otras veces en el viejo Estadio Melgar, donde aprendí a quererte en la década del 90, a veces no tenía plata para verte. Sin embargo, tíos buena gente me hacían entrar gratis a oriente o casi siempre a sur, para colarme en la barra León del Sur y terminar sin cuclillas, alentándote:

-¿Quieres entrar, ccaroso?

No importaba regresar a pie a casa después de haber estado contigo, dominó… Esperando a ver en “Goles en acción”, en Global, la repetición del gol de Torrealva a los pavos, la liguilla de 1992, el fiasco de la copa Conmebol, el programa “Vértebra Rojinegra” de radio Nevada para los auténticos hinchas del Melgar… La verdad, más derrotas que victorias… Eso no importa. Dos colores: rojo y negro. Una sola camiseta. ¡Rojinegro siempre!

2011/11/24

A 180 minutos de la despedida


En las redes sociales encuentro a mucha gente invitando a ir a apoyar a la rojinegra el domingo. No obstante, hay también comentarios del tipo «Es sano que ya baje el Melgarcito». Así: con diminutivo incluido para que pique más el rocoto. ¿Será un hincha de verdad? Lo dudo. Pero, haciendo de tripas corazón, habría que preguntarse desde cuándo el F.B.C. Melgar oficia de triste combidado de piedra en el torneo descentralizado mientras vemos desfilar en torneos internacionales a equipos menores como el Sport Huancayo, César Vallejo (Copa Sudamericana) o el León de Huánuco y el Juan Aurich de Chiclayo (Copa Libertadores de América).

A falta de sólo 180 minutos (dos partidos; primero de local contra Alianza Lima, y luego de visita contra un rival directo como Alianza Atlético de Sullana) para culminar el torneo descentralizado 2011, Melgar está acariciando el descenso con 31 puntos, una sola unidad lo separan de CNI, Vallejo y Alianza Atlético de Sullana, los tres equipos colistas con apenas 30 puntos.

Ahora que es preciso ponerse la camiseta y alentar porque, a pesar de todo, todavía dependemos de nosotros mismos, caben más preguntas: ¿Le dolerá al arquero crema José Antonio Carvallo que el Melgar baje de categoría? ¿Se despeinará un poquito el trujillano y, para variar, también hincha de la U Fernando del Solar al saber que Arequipa se quedará sin fútbol profesional? ¿Pondrá todo el domingo el habilidoso Edson Aubert si él mismo, torpe (o inocentemente), ha dejado entrever que luego del partido podría dejar finiquitado su traspaso a Alianza Lima?

Se extrañan los tiempos en que nuestro ariete era un arequipeño como Jorge «El Toro» Lazo o cuando Cristian Sotomayor ingresaba para salvarnos los partidos «cerrados». Yo he crecido alentando a jugadores identificados con la camiseta rojinegra como Jorge Luis Tapia Palacios, Ernesto «Palito» Vera, Freddy Súarez Peñaloza (de Ilo), la «Chancha» Falcón, el inacabable José Aguayo, Luis «Puchito» Flores (actual asistente de Wilmar Valencia que ostenta el dudoso honor de ser un experto en hacer descender a equipos) y un largo etcétera. Lamentablemente, de un tiempo a esta parte, el equipo dominó ha pasado a convertirse en la sucursal de los capitalinos que ya no pintan en los cucos Alianza Lima, Universitario o Cristal. Por estas razones ya no me parece tan cierto que «Melgar es Arequipa y Arequipa es Melgar».

¿Qué tiene que pasar el domingo para que el F.B.C. Melgar permanezca en la primera división?

Ganarle a Alianza Lima y que se den dos resultados: triunfo de Universitario, en Lima, sobre la Universidad César Vallejo; y victoria de Sport Huancayo sobre Alianza Atlético de Sullana (el partido será en Huancayo y el equipo de Roberto Mosquera todavía lucha por un cupo a la copa Libertadores de América).

El equipo blanquiazul vendrá a Arequipa con suplentes. Muchos piensan que esto aliviana la tarea del Melgar. ¡Craso error! No hay peor inconveniente que jugar con un equipo relajado que no tiene nada que perder y sí mucho que complicar. Además no se puede descartar que vengan convenientemente «motivados» por los equipos que están por debajo del elenco arequipeño y por el plus que representaría para los capitalinos hacer descender a un (al único) equipo de la Ciudad Blanca.

Yo creo que el partido será sumamente complicado. Todo depende de abrir el arco en los primeros minutos. Y son minutos los que nos separan del abismo. Estamos a 180 minutos de una despedida. Podemos despedir otro año de fracasos (mala costumbre la nuestra)… y soñar con hacer las cosas mejor el 2012... O podemos despedirnos, quizá para siempre, de la primera división. ¡Dios quiera que no!

El domingo como nunca (más que nunca): soy arequipeño y soy rojinegro. Y no un (ya saben) que se cree limeño.

2011/11/15

Las malas intenciones

Cayetana De Los Heros es una muchacha asmática que guarda una extraña fijación por la figura del héroe. Peruanos de excepción como Francisco Bolognesi Cervantes o Miguel Grau Seminario son objeto de un culto furtivo que condimentado con una fantasía portentosa, azuzan un peligroso afán de emulación (que se hace más intenso a raíz del anuncio del inminente nacimiento de su medio hermano). Aunque por momentos resulta reiterativa, sin duda es una película audaz que, para este cinéfilo, estalla en el diálogo entre José Olaya Balandra y la muchacha que no sólo humaniza a los héroes, sino que, a su vez, los hace más dignos de reverencia. No he visto ninguna otra película peruana que haya abordado el mundo de la infancia con tanta libertad creativa. Eso: ¡libertad creativa!

Las Malas intenciones es una falsa biografía de Rosario García-Montero que no sólo merece ser vista por todos, sino además aplaudida sin reservas.



Perú-Ecuador: Manual para ser "Fantástico"

Diario Ajá: una muestra de la prensa más impresentable del Perú anuncia que la banquirroja sale a "domar monos". Por su parte el diario Extra de Ecuador no se queda atrás y anuncia que Las “gallinas” peruanas dicen: ¡Tri, Tri, Tricolor!

1. Los Cuatro Fantásticos… Goles de Chile…

Hace poco más de un mes, el martes 11 de octubre para ser exactos, en Santiago de Chile ya se vio lo peligroso de denominar aparatosamente “Cuatro Fantásticos” a Paolo Guerrero, Jefferson Farfán, Juan Manuel Vargas y Claudio Pizarro. La prensa chilena, ni corta ni perezosa, hizo mofa de tal apelativo aseverando que con “Cuatro Fantásticos” goles Chile le ganó bien al Perú por 4 goles a 2.

Lo peor de todo, sin duda, fue elogiar a un equipo que, a pesar de vender cara su derrota, volvió a perder (mal, goleado, con “oles” incluidos) y no pudo torcer la historia que dice que en partidos clasificatorios nunca pudimos ganar en la capital sureña.

2. Quito: el Perú jamás ganó en el estadio Atahualpa. Y lleva más de tres décadas sin ganarle ni siquiera en Lima.

Hoy día, como resalta el diario El Comercio de Quito, la selección ecuatoriana defiende un invicto de ¡34 años! ante el equipo peruano.

Sí, aunque parezca increíble, al menos yo no había nacido cuando le ganamos por última vez a Ecuador en partidos eliminatorios. Y, sinceramente, firmo el empate sin dudarlo (la última vez, recordemos, nos vapulearon 5 a 1). Si revisamos la historia, fríamente y sin apasionamientos, deberíamos celebrar el empate como si se tratara de una victoria... y una victoria como una verdadera hazaña. Algo FANTÁSTICO (así con mayúsculas).

3. Manual para ser Fantástico: que el "quiero" gane la guerra del "puedo"...

Sergio Markarián es un técnico por el que guardo el mayor de los respetos, a pesar de haber asumido el cargo en la gestión de Manuel Burga. Seguí como el que más la inolvidable campaña copera de Sporting Cristal en 1997 y hoy celebro que rechace sin miramientos ese latiguillo estúpido del “sí se puede” pues le parece propio de mediocres. Claro que se puede. Precisamente creo que el requisito para graduarse de fantástico sería conseguir resultados fantásticos como ganar por primera vez en Quito por eliminatorias.

4. El viejo duelo entre la razón y el corazón

La razón dice que Ecuador hace valer la localía, gana por dos goles de diferencia y que la selección peruana se ahoga en Quito, víctima sobre todo de una mala aclimatación de un día y medio en Arequipa (pocos se han atrevido a hacer hincapié en esto).

Sin embargo, el corazón tiene fichas poderosas que apelan a algo más importante que “Cuatro Fantásticos”: una defensa sin distracciones, un arquero con atajadas notables, un Edwin Retamozo descollante, un entrenador con cambios precisos y unos delanteros infalibles. El corazón sueña con una victoria inédita de once fantásticos de verdad, porque el corazón no piensa… Si el corazón pensara dejaría de latir... y el fútbol, como el amor, no se piensa.