Advertencia para el lector

«Rechazado o aceptado, perseguido o premiado, el escritor que merezca este nombre seguirá arrojándoles a los hombres el espectáculo no siempre grato de sus miserias y tormentos.»
Mario Vargas Llosa, La literatura es fuego.

2005/01/10

VERANO SIN PLAYA NO ES VERANO

Verano sin playa no es verano, ¿alguien se animaría a dudarlo? Ahora que releía a Reynoso me dieron ganas de estar en Camaná, Mollendo, Mejía...
______
“Llega a la Plaza San Martín. El sol opaco y terrible cae sobre los jardines. Obreros, vagos, soldados y marineros duermen en el pasto: sueño sudoroso, biológico, pesado.
Cómo quisiera estar en la playa: arena; gilas en ropa de baño; carpas de colores, como circos; espuma, música, olor a mariscos; ojos sedientos de mi cuerpo delgado, elástico y pálido colorado. ¿Y si la plaza San Martín se transformara en playa...?"
Oswaldo Reynoso, LOS INOCENTES

2005/01/06

LA TENTACIÓN DE LO IMPOSIBLE

EL DILEMA

¿Sublevarse o no sublevarse? He ahí el dilema. En Política para Amador leí que la política no es más que el conjunto de las razones para obedecer y las razones para sublevarse... Por eso vuelvo a la pregunta con la que empecé: ¿Obedecer o sublevarse?
LA TENTACIÓN DE LO IMPOSIBLE

Estoy empezando a leer el último ensayo de Vargas Llosa, y, en el epígrafe inicial de dicho libro, encontré una cita del libro que Lamartine dedica a la novela Los Miserables de Víctor Hugo; y lo traigo a colación porque me parece genial para recitárselo a Antauro Humala Tasso: "La más homicida y la más terrible de las pasiones que se puede infundir a las masas, es la pasión de lo imposible."