Advertencia para el lector

«Rechazado o aceptado, perseguido o premiado, el escritor que merezca este nombre seguirá arrojándoles a los hombres el espectáculo no siempre grato de sus miserias y tormentos.»
Mario Vargas Llosa, La literatura es fuego.

2015/03/29

Confusión

Doug Stamper personaje de House of cards.
“Simplifico todo. Sé cuáles son mis prioridades. Pero hay... una persona. No está dentro de mi vida, sino en el borde, haciendo todo más confuso. No me incita a beber. Es como si... con ella siento lo mismo que sentía cuando bebía. Cuando no me bastaba: bebiera lo que bebiera, siempre quería más. No quiero estar con ella. Es decir, sí quiero. Pero ella es como mi hija. O mi madre. No sé. Esto es una mierda. Debería distanciarme de ella así como me distancié del alcohol. Eso es todo. Terminé”

2015/03/18

Descansa en paz... y ahora levántate

The Walking Dead: también con millones de seguidores en Europa. Acá: publicidad en Madrid.
Cuando yo era niño le pregunté a mi abuelo si alguna vez mató alemanes en la guerra. Él no contestó. Dijo que eran cosas de adultos, así que entonces le pregunté si los alemanes alguna vez intentaron matarlo. Pero se quedó callado. Dijo que estuvo muerto desde el instante en que pisó territorio enemigo. Cada día se despertaba y se decía: «Descansa en paz... y ahora levántate y ve a la guerra». Y, después de años de pretender que estaba muerto, logró salir con vida. Esa es la clave, creo. Hacemos lo que necesitemos hacer y salimos con vida [...] nos decimos a nosotros mismos que somos los muertos vivientes.

Rick Grimes, personaje de The Walking Dead 

2015/03/08

Contigo o sin ti


La tumba de César Vallejo en el cementerio de Montparnasse. 























La edición Nro. 240 del semanario Hildebrandt en sus trece trae mi relato Contigo o sin ti. Acá un fragmento:


(...) Mi hermano –un médico que debió ser historiador o arquitecto– había comentado alguna vez mientras cenábamos en casa que los franceses construyeron París para demostrarle al mundo entero, sin ápice de duda, quiénes eran los mejores. Siempre me pareció un exceso de su parte, el comentario desmedido de alguien que quedó deslumbrado el día que pisó aquella mítica ciudad.




2015/02/03

Despedida

Hildebrandt en sus trece Nro. 235
En la edición del viernes 30 de enero de 2015 aparece mi historia Despedida.

2015/01/30

Hildebrandt: La gente dice: ¿Qué va a pasar el 2016? No se preocupe usted, el 2016 va a pasar lo mismo...

Algunas frases de una larga entrevista en cinco partes

César Hildebrandt anuncia algo aterrador pero inevitable, al parecer: "¿Qué va a pasar el 2016? No se preocupe usted, el 2016 va a pasar lo mismo".

Sobre Ollanta Humala: "¿Cómo pasas de caudillo de un movimiento de indignados a mascota de CONFIEP?"

"Los salarios han bajado ocho puntos en cuanto al Producto Bruto Interno en los últimos veinte años y, en cambio, el capital ha subido diez. Se trata de hacer un capitalismo menos brutal, más humano, más equitativo, porque el capitalismo puede ser compatible con cierta equidad, con cierta justicia. Pero, claro, nosotros hemos heredado el capitalismo impuesto a patadas por Fujimori desde 1992: sindicatos abolidos, derechos laborales olvidados. En fin, persecución de todo aquello que disienta del coro general y colapso de los partidos".

LA DISCRIMINACIÓN

"Ahí viene también el racismo: el creer que lo indio es inferior, siempre inferior, que lo mestizo es sospechoso, que lo negro es bajo, es decir, toda esta mescolanza perversa que es todavía parte de la educación de las clases altas en el Perú. Al final de cuentas el choleo se mantiene virgen, está intacto, parece el siglo XIX".

"Vamos a terminar con Humala y Humala va a terminar con nosotros".

 





2015/01/26

Así es el fútbol...

Un nuevo relato en Hildebrandt en sus trece.

En la edición Nro. 234 del semanario Hildebrandt en sus trece, del viernes 23 de enero del 2015, aparece mi historia Martín la chola Chabuca. Acá un fragmento:

Nació en Cajamarca, su padre trabajaba en una mina de Marcona. Su madre murió a los pocos meses del parto y él quedó bajo el cuidado de su tía (a la que siempre llama «mamá»).
            Fue mi compañero en la universidad: se pasaba horas de horas en la biblioteca de ingenierías tratando de aprender cálculo —peleando con las integrales y las derivadas—, mientras yo perdía el tiempo en el billar del viejo Jara con mis amigos. Al poco tiempo, decepcionado, decidió abandonar la universidad. Y empezó a estudiar italiano.

2015/01/24

El modo como se nos escapan nuestras vidas es la vida



Un hecho triste, claro, de la vida de los adultos es que uno ve cosas a las que nunca se adaptará que le apuntan desde el horizonte. Uno las ve como los problemas que son, uno se preocupa tremendamente por ellas, hace previsiones, toma precauciones, realiza ajustes; se dice a sí mismo que cambiará el modo en que hace las cosas. Pero no lo hace. No puede. En cierto modo, ya es demasiado tarde. A lo mejor incluso es peor: a lo mejor lo que ve acercarse desde lejos no es lo auténtico, lo que asusta, sino sus repercusiones. Y lo que uno teme que ocurra ya ha ocurrido. Es algo parecido a darse cuenta de que todos los grandes avances recientes de las ciencias médicas no nos serán de ninguna utilidad, aunque nos alegremos de ellos, esperemos que tengan a punto una vacuna a tiempo y pensemos que las cosas todavía podrían mejorar. Pero también es demasiado tarde. Y así se desarrolla nuestra vida antes de que nos demos cuenta de ello. Y se nos escapa. Ya lo dijo el poeta: “El modo en que se nos escapan nuestras vidas es la vida”.

Richard Ford, El día de la Independencia