Advertencia para el lector

«Rechazado o aceptado, perseguido o premiado, el escritor que merezca este nombre seguirá arrojándoles a los hombres el espectáculo no siempre grato de sus miserias y tormentos.»
Mario Vargas Llosa, La literatura es fuego.

2014/09/21

Simulacro

En Hildebrandt en sus trece - Edición Nro. 218

Un fragmento:

(...) 
Algo no ha resultado bien. Despierta en un hospital. Adolorido. Fracturas y un traumatismo encéfalo-craneano severo. Un par de tías y un cura conversando. Los escucha con atención:
—Lo ha hecho por culpa de esta chica llamada Micaela, el pobre todavía no lo puede superar —le comentan al sacerdote y él asiente con un gesto de lamento.
Entonces si me suicido, piensa él, dirán que lo hice por Micaela. Una verdad. Y una mentira. Mirarán sólo la punta del iceberg.


2014/09/14

Siempre serás un cholo


En la Edición Nro.217 de Hildebrandt en sus trece
Acá un fragmento:

Sólo cuando estuve en Mejía, allá por los años noventa, descubrí que las miserias de la gran capital se repiten como malos ecos en todos los rincones del Perú. Las empleadas salían a disfrutar de la arena y de las olas del mar cuando toda la gente —la gente bien o la que quería sentirse «bien»— ya se había retirado. A partir de las seis de la tarde, con sus uniformes blancos o a veces azules y esas inconfundibles batas. Algunas apenas se mojaban los pies en la orilla temiendo que alguien las descubriera. Disfrutar del mar a escondidas y con cierta vergüenza… como se hace lo prohibido. ¿Por qué las cosas tendrían que ser así? ¿Acaso eran tan distintas las pieles y las facciones de mi tío Beto o de mi sobrino Alberto de las de sus sirvientas Amelia y Urbana?

2014/09/01

El viento y la cometa

En Hildebrandt en sus trece - Edición 215
En la edición Nro. 215 del 29 de agosto aparece mi relato El viento y la cometa. Un grato recuerdo del 5 de agosto del año 2005. Para una persona que tiene un lugar privilegiado en mi corazón. 

2014/08/27

¡Muérete de una vez!

En la edición del 22 de agosto de Hildebrandt en sus trece.
Acá un fragmento de la última historia que aparece en Hildebrandt en sus trece (disponible hasta en los puestos de periódicos hasta el viernes 29 de agosto):
El mal como adicción, el goce supremo de la transgresión, eso y mucho más es “Breaking Bad”. Destruirlo todo, hasta a tu propia familia, llevado por el deseo de sentirte vivo, de romper las reglas, de ser distinto, diametralmente opuesto a como los otros te piensan. ¿Por qué los malos nos resultan tan atractivos? Quizá porque apreciamos en ellos ‘posibilidades’ nuestras, es decir, a través de los rufianes –Don Corleone, Tony Soprano, Walter White– potenciamos nuestro lado más oscuro, el que nos asedia pidiéndonos salir del sótano para pasearse por toda la ciudad.

2014/08/20

Adorable criatura

Retratos de Truman Capote (Editorial Anagrama).

MARILYN: Recuerdas que te dije que si alguien te preguntaba cómo era ‘verdaderamente’ Marilyn Monroe…, bueno, ¿qué le contestarías? [Su tono era inoportuno, burlón, pero también grave: quería una respuesta sincera.] Apuesto a que dirías que soy una estúpida. Una sentimental.

[La luz se iba. Marilyn parecía esfumarse con ella, mezclarse con el cielo y las nubes, disolverse a lo lejos. Quería elevar mi voz sobre los chillidos de las gaviotas y llamarla para que volviese: ¡Marilyn! ¿Por qué todo tuvo que acabar así, Marilyn? ¿Por qué la vida tiene que ser tan terrible?]
TRUMAN CAPOTE: Diría…
MARILYN: No te oigo.
TRUMAN CAPOTE: Diría que eres una adorable criatura.

2014/08/16

Melancolía

En la edición 213 del semanario Hildebrandt en sus trece aparece el relato Melancolía.
Acá un fragmento del relato Melancolía:

El final es sobrecogedor. Atroz. Un Apocalipsis probable: una colisión entre planetas. El fin de la Tierra atizado por una llamarada de esperanza: luz infinita, el inicio de algo mejor. Una nueva oportunidad. Algo que nos merecemos todos.

Publicado en Hildebrandt en sus trece - Edición 213 (del 15 al 21 de agosto).

2014/08/09

"Breaking Bad" lo es todo

Todavía no puedo aceptar que Breaking Bad, al menos para mí, se terminó hoy por la mañana. Esta serie lo es todo: el mejor drama televisivo que he visto en mi vida. Y, en verdad, me apena no haberla podido ver a tu lado, como en los viejos tiempos, my baby blue.