Advertencia para el lector

«Rechazado o aceptado, perseguido o premiado, el escritor que merezca este nombre seguirá arrojándoles a los hombres el espectáculo no siempre grato de sus miserias y tormentos.»
Mario Vargas Llosa, La literatura es fuego.

2009/07/16

Mi ídolo es lo más alto de América


Pedro Suárez Vértiz decía que cada vez que veía un clásico Alianza Lima-Universitario pensaba que hubiera sido bacán no ser peruano. Hoy, luego de ver a la Bruja, primero llorando de rodillas a lágrima viva, y luego levantando la Copa Libertadores de América, pienso -como siempre lo he pensado- que hubiera sido bacán ser argentino.
Juan Sebastián Verón es uno de mis máximos ídolos de mi primera juventud. Todavía recuerdo con emoción cuando ATV empezaba a transmitir con el 'flaco' Barnechea el clásico del domingo del fútbol argentino y podía ver a ese Boca de antología con Maradona, Caniggia,Verón, el 'Kili' y Martín Palermo (otro hincha pincharata).
El Zidane sudamericano de la pelada brillante y del semblante pícaro es un icono inobjetable del fútbol argentino: el talento congénito, el pase preciso y la sapiencia de los predestinados.
En la transmisión en vivo, Fernando Niembro decía “aquí hay escuela, acá hay un estilo” (eso que no tiene el fútbol cholo). Sí, señores, acá hay fútbol. Sin duda el mejor fútbol del mundo. Es por eso que Verón se merece una Copa del Mundo con la selección argentina, ese título todavía esquivo, pero aún latente.
Al ver a uno de mis referentes silenciando el estadio Mineirao y levantando el título más importante del fútbol mundial a nivel de clubes, pienso que a algunos el destino les depara una sola palabra: GLORIA.
¡Viva Verón, viva el fútbol argentino!

No comments: