Advertencia para el lector

«Rechazado o aceptado, perseguido o premiado, el escritor que merezca este nombre seguirá arrojándoles a los hombres el espectáculo no siempre grato de sus miserias y tormentos.»
Mario Vargas Llosa, La literatura es fuego.

2014/07/09

Otra vez en la final: ¡tanta gloria, tanto fútbol desplegado por el mundial!

Guillermo Stábile, Mario Alberto Kempes, Lionel Messi, Maradona, Batistuta y Caniggia
Si alguien está leyendo estas líneas hay buenas nuevas. El fútbol que más amo, el fútbol que he admirado desde niño cuando pateaba la pelota en el parque Paul Harris de mi barrio aplaudiendo y alentando los fines de semana a volantes y delanteros talentosos, venidos de la Argentina, en mi equipo de fútbol, el FBC Melgar: mitos como Luis Fabián “Luifa” Artime (“viejo es el mar y todavía se mueve”, decía), el diez de tiros libres infalibles: Gustavo “el Chino” Olmos, Néstor Orlando Mordini, Parmiggiani, Ricardo Daniel Kergaravat, entre otros. Sin olvidar, por supuesto, a uno de nuestros arqueros más brillantes como el fallecido Alejandro Gustavo Mulet (salimos campeones nacionales con un guardameta argentino en el arco: Emilio Campana).
Argentina ha vuelto luego de 24 años a una final de la copa del mundo. Otra vez en América como en 1986. Otra vez contra Alemania. Otra vez en un coloso deportivo. Antes en el estadio Azteca de la ciudad de México, hoy en el Maracaná de Río de Janeiro. Ésta era la final soñada —la he esperado más de media vida— y se disfruta mejor sabiendo que Brasil volvió a perder su mundial. Aquella final de 1990 me había jurado volver a ver a la albiceleste en una final: en ese entonces no lo sabía, tenía que aparecer un heredero de esa diez tan pesada (y, por momentos, maldita). Ahora le toca a Messi, el mejor jugador del siglo XXI. El mundial hay que ganarlo. Argentina ha demostrado tener la hinchada más fervorosa del mundo, opacando a los propios brasileros, quienes muestran una llamativa anemia creativa para hacer cánticos.
Esto es por aquella generación dorada que no ganó la copa del mundo: Gabriel Omar Batistuta, Claudio Paul Caniggia, Abel Balbo, Ariel Ortega (se dio la revancha, “Burrito), Hernán Jorge Crespo, Marcelo Gallardo, Javier Adelmar Zanetti, Roberto Fabián Ayala, Juan Román Riquelme, el “Cuchu” Esteban Cambiasso, Sergio Goycochea, Roberto Carlos “el Pato” Abbondanzieri, Juan Pablo Sorín, Diego Pablo Simeoni, Cristian Alberto "El Kily" González. Y más. Mucho más.
Hoy la vida es menos triste. Hoy todo parece perfecto. El fútbol me ha dado un premio enorme, pase lo que pase en la final. Y hay que repetirlo ahora y siempre: ¡tanta gloria, tanto fútbol desplegado por el mundial! ¡Y en cada gol la pasión y la emoción!
Y porque sé que usted le ha metido, en la sombra, la mano al equipo: ¡gracias, doctor Bilardo!
Ya se siente en el vesturario argentino: "Brasil, decime qué se siente tener en casa a tu papá. Te juro que aunque pasen los años, nunca nos vamos a olvidar: que el Diego te gambeteó, que Cani te vacunó, estás llorando desde Italia hasta hoy. A Messi lo vas a ver: la copa nos va a traer. MARADONA ES MÁS GRANDE QUE PELÉ".



No comments: