Advertencia para el lector

«Rechazado o aceptado, perseguido o premiado, el escritor que merezca este nombre seguirá arrojándoles a los hombres el espectáculo no siempre grato de sus miserias y tormentos.»
Mario Vargas Llosa, La literatura es fuego.

2008/10/22

Conjuros contra el oponente


Todos recordamos que, hace algunos años, apareció un sujeto espigado, con pinta de vaquero de los viejos westerns, que se perfilaba como firme candidato a la presidencia del Perú. Fujimori y compañía decidieron disparar a bocajarro (enfriar a un futuro contendor que por su honradez y simpatía les resultaba, a todas luces, peligroso), pero esta vez lo harían sin utilizar su siniestra fábrica de basura y mentiras dispersa en la prensa, radio y televisión. En esta ocasión sería sutilmente, valiéndose de las seducciones del poder, es decir, haciéndolo parte de la comparsa que preparaba el tercer mandato consecutivo del fujimorismo. Así fue como se 'quemó' Federico Salas Guevara, por ese entonces alcalde de Huancavelica, quien asumió el premierato cayendo redondito en la trampa que le tendieron Montesinos y el papá de Keiko.
Vale traer a colación este hecho ahora que Alan García emula al maestro y va moviendo sus piezas de ajedrez no sólo para capear el temporal que significaron los 'petroaudios' sino para, además, ir calentando la carrera presidencial de cara al 2011. Pues Yehude Simon Munaro, hoy por hoy, como presidente re-electo del Gobierno Regional de Lambayeque, líder y fundador del Movimiento Humanista, se insinuaba, junto a Castañeda Lossio, como uno de los favoritos para sentarse en el sillón de Pizarro dentro de poco más de dos años.
Era más que previsible lo que se vendría: el impresentable Raffo se siente ofendido y (nuevamente) acusa de terrorista a Simon. Pide, además, que todos los peruanos revisemos juntos el pasado del premier. Lo cierto es que Yehude posee una vida intensa, novelesca, que haría las delicias de un cazador de grandes biografías: nacido en 1947, cuenta con dos profesiones (sociólogo y médico veterinario), transitó sin mucho éxito por Izquierda Unida para luego fundar, en 1991, el movimiento Patria Libre. Se lo sentenció a 20 años de cárcel por hacer apología al terrorismo. Según el Poder Judicial de Fujimori, Patria Libre era un frente legal del MRTA. Llegó la democracia y durante la transición encabezada por Paniagua se le indultó, luego de cumplir 8 años de cárcel. Lo que vino después fue un franco ascenso en una carrera política prometedora que lo encasilla dentro de la izquierda 'responsable' o 'moderna'.
Hoy Simon Munaro ha dado, sin darse cuenta, un salto al vacío. Él dice que aceptó el llamado de García porque tiene buenas intenciones y quiere sacar al Perú adelante. Pero no olvidemos que el infierno está empedrado de buenas intenciones. La trinchera fujimorista se encargará de convocar a sus propios demonios para manchar al premier y dejarlo fuera de carrera. No habrá luna de miel. Se le vienen meses difíciles, pues ya muchos afirman, no sin razón, que Simon es "más de lo mismo". No se podría pensar de otra manera si se ratifica a ministros lobbistas como el camaleónico Flores Aráoz que el pasado 8 de octubre habló, durante su breve discurso de "la batalla de Angamos" (sic). Vamos a ver qué nos podrá contar entonces del "combate de Arica". ¡Clase magistral de historia! ¡Con qué cara criticó a la vedette Leisy Suárez! No lo sabemos. Lo que sí es un hecho es que Simon se ha metido en la boca del lobo y lo que salga de ahí será, a lo mucho, un desecho político (aunque de eso está plagada nuestra política, Fujimoris, Humalas, etcétera).
Hablando de desechos. Esa gran fábrica de porquería que es Magaly Medina ha sido elegida también por el gobierno de turno para exhumar los viejos psicosociales y las cortinas de humo que preparaba el 'doc' en el SIN. No, pues, señorones del APRA, no nos vamos a olvidar tan fácilmente de León y compañía. Así Lucianita llore y diga que no sabía nada. ¡Todos sabemos que esto apesta más que el programa de la señora Medina! Y si Medina y su productor van a la cárcel… que vayan haciendo espacio, que expíen sus culpas y vivan su propio infierno. Aunque, según Sartre, el infierno es la mirada de los demás.
O. Mazeyra
Publicado en VistaPrevia, 20 de octubre
En la imagen:
Ayer, Federico Salas (premier de Fujimori); hoy, Yehude Simon (premier de García)

No comments: