Advertencia para el lector

«Rechazado o aceptado, perseguido o premiado, el escritor que merezca este nombre seguirá arrojándoles a los hombres el espectáculo no siempre grato de sus miserias y tormentos.»
Mario Vargas Llosa, La literatura es fuego.

2011/04/01

Pánico en La Punta


Sabernos mortales es ante todo sabernos abocados a la perdición. Lo más grave no es precisamente no durar, sino que todo se pierda como si jamás hubiera sido.
Clic acá para leer mi relato: Pánico en La Punta, publicado en Badosa.com
Muy bien logrados el perfil del protagonista y el ritmo creciente de tensión, al enfrentarse con algo difuso que aterra y parece inevitable; con acertadas reflexiones y citas intercaladas en lugares justos. Y con el plus de estar narrado en segunda persona, que le da un clima especial. Lo leí con interés y al final tuve casi la sensación de que salía del cuarto de Orestes para dejarlo que duerma. Un cordial saludo al autor
Muy bien logrados el perfil del protagonista y el ritmo creciente de tensión, al enfrentarse con algo difuso que aterra y parece inevitable; con acertadas reflexiones y citas intercaladas en lugares justos. Y con el plus de estar narrado en segunda persona, que le da un clima especial. Lo leí con interés y al final tuve casi la sensación de que salía del cuarto de Orestes para dejarlo que duerma. Un cordial saludo al autor
Muy bien logrados el perfil del protagonista y el ritmo creciente de tensión, al enfrentarse con algo difuso que aterra y parece inevitable; con acertadas reflexiones y citas intercaladas en lugares justos. Y con el plus de estar narrado en segunda persona, que le da un clima especial. Lo leí con interés y al final tuve casi la sensación de que salía del cuarto de Orestes para dejarlo que duerma. Un cordial saludo al autor
Muy bien logrados el perfil del protagonista y el ritmo creciente de tensión, al enfrentarse con algo difuso que aterra y parece inevitable; con acertadas reflexiones y citas intercaladas en lugares justos. Y con el plus de estar narrado en segunda persona, que le da un clima especial. Lo leí con interés y al final tuve casi la sensación de que salía del cuarto de Orestes para dejarlo que duerma. Un cordial saludo al autor,
Muy bien logrados el perfil del protagonista y el ritmo creciente de tensión, al enfrentarse con algo difuso que aterra y parece inevitable; con acertadas reflexiones y citas intercaladas en lugares justos. Y con el plus de estar narrado en segunda persona, que le da un clima especial. Lo leí con interés y al final tuve casi la sensación de que salía del cuarto de Orestes para dejarlo que duerma. Un cordial saludo al autor

Copio y, desde luego, agradezco el comentario de la escritora argentina Pilar Romano:
"Muy bien logrados el perfil del protagonista y el ritmo creciente de tensión; al enfrentarse con algo difuso que aterra y parece inevitable; con acertadas reflexiones y citas intercaladas en lugares justos. Y con el plus de estar narrado en segunda persona, que le da un clima especial. Lo leí con interés y al final tuve casi la sensación de que salía del cuarto de Orestes para dejarlo que duerma".

No comments: