Advertencia para el lector

«Rechazado o aceptado, perseguido o premiado, el escritor que merezca este nombre seguirá arrojándoles a los hombres el espectáculo no siempre grato de sus miserias y tormentos.»
Mario Vargas Llosa, La literatura es fuego.

2011/05/31

Mario Vargas Llosa renuncia a seguir escribiendo para El Comercio

Madrid, 31 de mayo de 2011.

Sr. D. Fran­cisco Miró Que­sada Rada
Director Dia­rio El Comer­cio
Lima, Perú


Señor Direc­tor:

He pedido al dia­rio El País que a par­tir de hoy cese de enviar mis cola­bo­ra­cio­nes a El Comer­cio. Desde que un puñado de accio­nis­tas, enca­be­za­dos por la señora Martha Meier Miró Que­sada, tomó el con­trol de ese dia­rio y del grupo de cana­les de tele­vi­sión y perió­di­cos de que es pro­pie­ta­rio, el perió­dico se ha con­ver­tido en una máquina pro­pa­gan­dís­tica de la can­di­da­tura de Keiko Fuji­mori que, en su afán de impe­dir por todos los medios la vic­to­ria de Ollanta Humala, viola a dia­rio las más ele­men­ta­les nocio­nes de la obje­ti­vi­dad y de la ética perio­dís­tica: silen­cia y mani­pula la infor­ma­ción, deforma los hechos, abre sus pági­nas a las men­ti­ras y calum­nias que pue­dan dañar al adver­sa­rio, a la vez que en todo el grupo de medios se des­pide o inti­mida a los perio­dis­tas inde­pen­dien­tes, y se recu­rre a las insi­dias y gol­pes bajos de los peo­res pas­qui­nes que viven del ama­ri­llismo y el escán­dalo. No puedo per­mi­tir que mi columna “Pie­dra de Toque” siga apa­re­ciendo en esa cari­ca­tura de lo que debe ser un órgano de expre­sión genui­na­mente libre, plu­ra­lista y democrático.

Al apar­tarme por segunda vez, y de manera defi­ni­tiva, de El Comer­cio, puedo dejar de recor­dar a ese demó­crata cabal, hom­bre de bien y amigo que­ri­dí­simo que fue Luis Miró Que­sada Gar­land, y el estu­por y la tris­teza con que habría visto los nive­les de abyec­ción a que han lle­vado la señora Meier Miró Que­sada y sus cóm­pli­ces al perió­dico que alguna vez fue suyo y al que honró con su decen­cia y sus artículos.

Aten­ta­mente,
Mario Var­gas Llosa


1 comment:

Artesanodehistorias said...

Hola Orlando, hace mucho tiempo leí tu cuento: ¿conoces a Marcial Mena?
Y me gustó tanto que por aquí me tenés, espero conocer más de vos y leerte.
Gracias.