Advertencia para el lector

«Rechazado o aceptado, perseguido o premiado, el escritor que merezca este nombre seguirá arrojándoles a los hombres el espectáculo no siempre grato de sus miserias y tormentos.»
Mario Vargas Llosa, La literatura es fuego.

2008/08/09

YO CONFIESO


El Padre Logan y yo crecimos juntos. ¿Ha sido joven alguna vez, inspector? Claro, sabrá que lo primero es enamorarse. Si hubieramos estado comprometidos tampoco hubiera importado porque llegó la guerra. Él fue uno de los primeros en alistarse. Lo odié por eso. Yo era egoísta, incluso entonces. Él tomaba las cosas tan en serio… la guerra y el amor. Sí, hasta el amor. Porque cuando le dije que deberíamos casarnos dijo que ya había bastantes viudas. Dijo que me amaba demasiado, pero él no sabía que nunca me podría amar lo suficiente. Esa noche fuimos a bailar. Era nuestra última noche juntos. Fue demasiado corta. Fue la noche en que Michael se fue. Pensé que era el fin del mundo. Supongo que habían millones de personas sintiendo lo mismo esa noche. Pero no piensas en millones de personas: piensas en ti misma y en tu amado. Me pidió que no lo esperara. Muchos otros chicos habrán dicho lo mismo a sus chicas. Tuve que esperarlo.
__________________

-¡Quiero que se entregue!
-¿Por qué haría eso?
-¿No ha hecho ya bastante?
-Podría hacer más, inspector...
-Ya disparó a dos personas. ¿No basta? ¿Y qué de Villete?
-¿Villete?
-Sí, ¿qué de Villete?
-¡Así que el cura habló! Oiga, Logan, ¿en dónde está? ¡Padre Logan!
-¡Aquí!
-¡Allí está! ¡Mi único amigo, Padre Logan! ¡Qué amablemente escucha mi confesión! Y después… un poco de vergüenza y violencia… ¡No hace falta más para que hable! ¡Fue demasiado para usted! Es un cobarde como toda la demás gente, ¿verdad? ¡Un hipócrita como todos!



1 comment:

free penny stock pick said...

wow, very special, i like it.